ANCIANO ROBO UN PAN POR QUE QUERÍA IR A PRISIÓN. LA RAZÓN HIZO LLORAR HASTA AL JUEZ


Con frecuencias en nuestro día a día encontramos personas en nuestro camino pidiendo ayuda; niños, adolescente, mujeres y hombres de toda...


Con frecuencias en nuestro día a día encontramos personas en nuestro camino pidiendo ayuda; niños, adolescente, mujeres y hombres de todas las edades.
Anuncios
Con abrir la puerta de nuestro hogar es suficiente para notar la necesidad que esta afuera, sin embargo, lamentablemente la mayoría de nosotros sigue su camino sin hacer nada y pese a que somos rápido para juzgar, son muy pocos los que se detienen a pensar un minuto; a que llevo a esta persona a este punto.
Es el caso de Manuel, un hombre de 68 años de edad que en la situación que se encontraba cometió un acto, el cual es juzgado por la justicia. Manuel trabajo el mayor tiempo de su vida en un almacen por largas horas todos los días, pero como era de esperar el tiempo pasa y ya manuel no era igual de fuerte que cuando joven y fue jubilado con 600 pesos.
El monto que recibía de su jubilación no era suficiente, por lo que los hijos tenían que ayudarlo económicamente, pero luego de 7 años de ayuda las situación apretó un poco y se dificultaba la ayuda que recibía de los hijos. Esto llevo a Manuel a toma una decisión que dejo a todo sin aliento
Anuncios
Este hombre sin muchas opciones camino hasta un super mercado y de allí robo unas cuanta latas de atún y un poco de pan. Enseguida un guardia lo tomo y luego de gritos e insultos llamo a la policía, quienes lo arrestaron.
El juez encargado del asunto fijo una fianza de 2800 pesos, cantidad que con muchos esfuerzo pudieron reunir sus hijos, sin embargo todos se sorprendieron cuando Manuel hablo y dijo el motivo de su acción.
Lo que me dan no me alcanza y ya no quiero hacer batallar a mis hijos, ellos apenas pueden mantener su familia, mejor que me metan a la cárcel, ahí voy a tener techo y por lo menos un plato de frijoles cada día, en mi casa yo no tengo ni eso, dijo Manuel.
Después de esta confesión el lugar quedo en completo silencio, ni siquiera el señor juez pudo contener las lagrimas cuando escucho los verdaderos motivos de Manuel.
Manuel es tan solo una de las tantas personas honesta que movidas por la desesperación ante la injusticia que se viven en este país cometen ilícitos con la finalidad de caer en la prisión y garantizar un plato de comida.

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN ... ¡ ESCRIBE TU COMENTARIO !

Popular ahora mismo

loading...

LO MAS LEIDO

item